Los guipuzcoanos lograron su primera victoria de la temporada a costa del Academia Octavio

Ander Torriko anota tras zafarse de la defensa visitante

Ander Torriko anota tras superar la defensa visitante. Foto: Luis Epelde

Cinco jornadas han tenido que pasar para que el Amenabar Zarautz haya estrenado su casillero en la División de Honor Plata. Tras un comienzo dubitativo, perdiendo los partidos por grandes diferencias, llegó el momento de encontrarse con la victoria. Dos puntos que dan confianza al bloque y permiten a los vascos salir de los puestos de descenso.

El partido solo tuvo un color y fue el de los locales. Una gran primera mitad de los hombres de Aitor Urbitarte dejó sentenciado el encuentro antes del descanso. Pese a que fueran los gallegos los encargados de abrir la lata, los zarauztarras mostraron su superioridad desde el inicio. Un espectacular Ander Torriko conseguía superar la defensa visitante y ponía el 5-2 en el marcador tras anotar tres goles de manera consecutiva. Estas acciones obligaron al Octavio a parar el encuentro con un tiempo muerto que de poco sirvió.

El 6:0 defensivo del Zarautz se hizo notar y no había manera de sobrepasarlo. Por si esto fuera poco, en la faceta ofensiva se juntaron la calidad de Torriko y la veteranía de Agirrezabalaga. Entre los dos sumaron veinte goles y fueron una auténtica apisonadora para los vigueses. El 18-10 al descanso hacía presagiar que los dos puntos se iban a quedar en la ciudad playera. Y así fue.

Mismo ritmo y sentencia tras el descanso

Tras pasar por los vestuarios la tónica fue parecida a la de los primeros treinta minutos. Los locales se mostraron sólidos en defensa, aprovechando los errores locales y muy acertados de cara a portería. Sin embargo, el Octavio nunca tiró la toalla y siguió luchando en su intento de cambiar el rumbo del partido. De hecho, a falta de cinco minutos lograron acercarse a tres goles merced a un tanto de Hermida. Tampoco fue suficiente. La exclusión del visitante Figueirido se hizo notar y el Amenabar Zarautz lo aprovechó para poner la guinda al pastel. 32-26 final, primera victoria de la temporada y recompensa al trabajo realizado durante todo este tiempo.

A ganar en Alcobendas

El próximo obstáculo para el Amenabar Zarautz tiene un nombre, el BM. Alcobendas. Los madrileños no han comenzado bien la temporada y aún no saben lo que es puntuar. Son colistas y en su última salida sufrieron una abultada derrota ante el MMT Seguros Zamora.

El sábado, a partir de las cinco de la tarde y en el P.Mpal. de los Sueños, será buen momento para poner otra piedra y así ir construyendo el camino. Un camino que acabará allá por el mes de mayo y en el cual hay solo un objetivo, la permanencia. Pero para ello habrá que luchar cada entrenamiento, cada fin de semana.

Ficha técnica:

Amenabar Zarautz KE 32: De Carlos; Agirrezabalaga (11), Ander Atorrasagasti (2), Beristain, Etxaniz, Iraeta (4), Mikel Martínez, Agirregomezkorta (1), Josu Atorrasagasti, Iztueta, Garate, Olaizola, Ondarra (4), Ostolatza (ps), Torriko (9) y Goneaga (1).

Octavio 26: García Lloria, Figueirido (5), Borja Méndez (6), Germán Hermida (5), Duarte Batán (2), Bernárdez (1), Juan Carlos Quintas (2), Víctor León, Conde, Gayoso (1), Manu Iglesias (4), Piñeiro, Jesús Veiga.

Parciales: 5-2 (5´); 7-4 (10´); 10-5 (15´); 12-8 (20´); 13-9 (25´); 18-10 (descanso); 19-13 (35´); 22-16 (40´); 24-19 (45´); 26-22 (50´); 28-25 (55´); 32-26 (final).

Árbitros: Álvarez Menéndez y Muñiz Castellano (País Vasco). Exclusiones: Josu Atorrasagasti, Agirregomezkorta, Beristain; Figueirido, Hermida, Batán y Peñeiro.

Los irundarras rascaron dos puntos en una de las canchas más complicadas de la categoría

Acción del encuentro entre Handbol Bordils y Bidasoa

Acción del encuentro entre el Bordils y Bidasoa. Foto: Aniol Resclosa

El Bidasoa volvió a sufrir en su segunda visita a una ciudad catalana. Ganó por la mínima ante el BM. La Roca en su última salida y el pasado sábado de tan solo dos goles al Handbol Bordils. Un encuentro del que se hace una sencilla y rápida lectura; victoria y a casa. Y es que la pista del Bordils está considerada una de las más complicadas de la División de Honor Plata y son pocos los equipos que consiguen sacar algo positivo en sus visitas.

Ya lo dijeron Fernando Bolea y varios jugadores de la plantilla durante la semana de preparación. ‘Es un campo muy pequeño donde la afición está encima de los jugadores. La gente no deja de gritar y animar y siempre se hace cuesta arriba’. Así sucedió en los primeros compases del partido. Pese a empezar ganando con goles de Kauldi y Cristian fueron los locales los encargados de llevar la delantera en el marcador. Los irundarras no encontraron su juego y se vieron por debajo gran parte de la primera mitad. Tres goles de ventaja para el Bordils obligaron a Bolea a solicitar tiempo muerto para intentar detener las investiduras de los hombres de Pau Campos.

Las palabras surtieron efecto y los bidasotarras igualaron la contienda rápidamente. De hecho, a falta de algo menos de dos minutos Julián Portero fue el encargado de poner el 13-14 con el que se llegó al descanso tras un parcial de 0-3 a favor.

Igualdad y máxima tensión

El ritmo de los segundos treinta minutos fue similar. Intercambio de golpes y goles que dejaban a ambos conjuntos empatados cerca del minuto 40. Fue a partir de este momento cuando la gran calidad y la amplia plantilla del Bidasoa permitieron que los fronterizos adquirieran pequeñas ventajas que se vieron reflejadas en el luminoso hasta el final. Kauldi y Bezbradica ponían el 21-24 en el marcador pero todavía quedaban quince minutos de infarto en el P. Mpal. D’Esports de Bordils ‘Blanc i verd’.

La presión de los cerca de 600 espectadores y la ambición de los catalanes hicieron del final del encuentro una gran fiesta del balonmano. Un fallo podía ser determinante. Pero los bidasotarras no se pusieron nerviosos y consiguieron llevarse la victoria por 26 a 28. O lo que es lo mismo, dos puntos vitales para seguir una semana más en lo alto de la clasificación. Líderes con diez puntos empatados con el Zamora.

Los hombres de Bolea preparan desde ya una nueva cita. Será este sábado, a partir de las siete de la tarde, ante el BM. Cisne en el polideportivo Artaleku.

Ficha del partido:

Handbol Bordils 26: Comas, Combis (3 goles), Farrerons, Ferrer (2), González, Huix, Márquez, Masmiquel (1), Maso (2), Moreno, Nono (7), Pedraza, Prat (6), Reixach J. (4), Reixach F. y Vilanova (1).

Bidasoa-Irun 28: Dejanovic, Zubiria, Azkue (6 goles), Beltza, Bezbradica (3), Cavero, Crowley (4), Davidovic (1), Martínez (2), Mouriño (2), Muiña (2), Odriozola (5), Portero (2), Vázquez (1) y Villar.

Parcial cada cinco minutos: 2-2, 4-2, 7-6, 10-7, 12-11 y 13-14 (descanso); 17-17, 20-20, 21-23, 23-25, 24-26 y 26-28 (final).

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la División de Honor Plata disputado en el P. Mpal. D´Esports de Bordils “Blanc I Verd” ante cerca de 600 espectadores.

Árbitros: Colmenero Guillén y Rollán Martín. Excluyeron por parte del Bordils a Farrerons, Maso, Nono (2) y Vilanova (1). Excluyeron por parte del Bidasoa a Azkue, Beltza (2), Bezbradica y Martínez.

¡YA DISPONIBLE! Última edición de ‘Desde 9 metros’ de esta temporada. Hoy con Salva Pombar -director deportivo del Club Deportivo Bidasoa- como invitado. Hacemos balance de lo que ha sido el retorno del Bidasoa a la liga Asobal y analizamos el futuro de la plantilla, teniendo en cuenta las bajas que habrá y posibles incorporaciones. Todo esto y más, en txingudionline.com

También me gustaría despedirme -al menos por un tiempo- de este programa que tanto me ha hecho aprender a lo largo de este año. Me queda con las cosas buenas pero también agradezco comentarios de mejora. Queda mucho camino por recorrer pero ya voy dejando alguna huella. En la época que vivimos se necesita gente que proponga cosas y me voy contento con el trabajo realizado.
Espero poder seguir a la vuelta de Italia. Agradezco a Joseba Arozena por la confianza depositada en mí. Sin su trabajo esto no hubiera sido posible.
Ahora es tiempo para desconectar y centrarme en las prácticas de mi carrera. Serán este verano, en El Diario Vasco.
Muchas gracias por todo.

¡YA DISPONIBLE! ‘Desde 9 metros’ de esta semana con el técnico del Club Deportivo Bidasoa como invitado, Fernando Bolea. Hablamos del presente y futuro del club, la renovación del internacional junior Jon Azkue y los posibles fichajes para la temporada que viene. José Ángel Sodupe espera que este año -los plazos para determinar dónde saldrá el equipo- acaben antes. Hacemos especial mención al Amenabar Zarautz y al Calmec Barakaldo, ambos clasificados para luchar por el ascenso a la liga Asobal. ¡NO TE LO PIERDAS! Contertulios: Ander Ruiz y Pedro Salcedo. Dirige Iñigo Villamía

Sígueme en Twitter: @ivillamia

“Desde 9 metros” en una nueva edición Especial Bidasoa con José Antonio Errazquin (ex gerente del C.D. Bidasoa), Eugenio Arretxe (ex jugador y ex directivo) y Pedro Salcedo (ex jugador y entrenador del filial) como invitados. Analizamos rápidamente los años gloriosos del club y la situación actual.

El hondarribitarra se despide del Barcelona Open Banc Sabadell al caer en tercera ronda contra el ruso Gabashvili por 6-4 y 6-2

Enlace permanente de imagen incrustada

Iñigo Cervantes durante el partido de hoy. Foto: @FansI_Cervantes

Lo que hace apenas una semana era impensable ha sucedido en el Conde de Godó. El Real Club de Tenis de Barcelona brindó la oportunidad al tenista Iñigo Cervantes de entrar en el cuadro final del torneo y no la ha desaprovechado. Tras un largo período fuera de las pistas por lesiones ha conseguido dejar en buen lugar su nombre en el torneo de la ciudad condal. Lugar donde reside desde hace aproximadamente diez años y lo que le ha supuesto contar con una presión añadida.

Al margen de esto, Cervantes comenzó con paso firme al deshacerse en primera ronda del ruso Aleksandr Nevodesov y posteriormente de Dmitry Tursunov, decimoquinto cabeza de serie del torneo y número 33 del ranking mundial. Con estas dos victorias el tenista hondarribitarra se sentía en una nube pero con ganas de seguir demostrando lo que puede llegar a ofrecer sobre las pistas. Su rival en tercera ronda saldría del vencedor entre el español David Ferrer, semifinalista en Montecarlo y segundo cabeza de serie y el ruso Gabashvili. Se dio la sorpresa y este último consiguió doblegar al valenciano por 6-4 y 6-3.

Hoy, a partir de las doce se daban cita Cervantes y Gabashvili en la Pista 1 en los octavos de final. El tenista local no ha podido dar la sorpresa y ha caído derrotado por 6-4 y 6-2 en una hora y veinte minutos. Con esto se pone punto y final al sueño del guipuzcoano en el Conde de Godó pero del que sale con la cabeza bien alta. No solo por lo conseguido en este torneo sino por volver a recuperar sensaciones en lo que a él más le gusta del mundo, el tenis.

Y es que haciendo un repaso a su pasado, con 22 años y siendo el 130 del mundo cayó lesionado y se ha visto obligado a pasar por quirófano hasta cuatro veces. Primero fue el codo, que le dejó fuera de las pistas durante seis meses. Al volver no tardaron en llegar las malas noticias y volvió a quedarse ocho meses ausente por unos problemas en las caderas. Por último fue el astrágalo, un pequeño hueso del pie el que le impidió competir.

Sin embargo, volvió en la ciudad croata de Rovinj donde ya hizo un gran papel, culminándolo en Pula (Croacia) con una victoria en el ITF Futures. Parece que ahora vuelve a encontrar su sitio y esperemos que vaya subiendo en la clasificación porque tiene nivel para estar en el Top 100 de la ATP. Desde luego este torneo le dará fuerzas tanto psicológicas como deportivas para afrontar un año en el que no tiene nada que perder, todo será sumar porque no defiende puntos.

 

 

A falta de la firma para que se haga oficial, el oriotarra seguirá vistiendo la camiseta amarilla las dos próximas temporadas

Jon Azkue durante uno de los entrenamientos del Bidasoa. Foto: noticiasdegipuzkoa.com

En medio de las nubes de estos días hemos podido apreciar la salida de un rayo de sol. Y es que a pesar de las últimas dificultades que ha vivido el Bidasoa en este tramo final de temporada con el descenso confirmado a la División de Honor B, hoy hemos recibido una espléndida noticia. Jon Azkue seguirá luciendo la elástica amarilla durante las dos próximas temporadas. A falta de la firma para que se haga oficial, el jugador ha reconocido que los rumores son ciertos y su renovación será cuestión de horas.

De esta forma, el Bidasoa garantiza la continuidad de uno de los jugadores que ha realizado una de las temporadas más completas. El jugador oriotarra ha pasado a ser un referente de este equipo en la vuelta a la liga Asobal pese a sus 19 años. Azkue, internacional junior, se ha encargado de llevar la batuta en ataque y a día de hoy es una de las sensaciones del balonmano nacional.

El central bidasotarra lleva un total de 129 goles en su primera temporada en la máxima categoría y tiene la plena confianza de su entrenador Fernando Bolea, con el que ha dado un paso de gigante desde que entrena en Irun. Pero también lo ha hecho con la selección nacional, donde desde hace unos años no ha faltado su nombre en ninguna de las convocatorias, siendo nombrado incluso mejor jugador del combinado español en el pasado Mundial.

Gran noticia pues para toda la familia amarilla y para el balonmano español en general. Los problemas económicos que vive este deporte hace que tanto jugadores como entrenadores lo intenten en el extranjero pero esta renovación devuelve la ilusión a mucha gente. Posiblemente Jon Azkue dará mucho que hablar en un futuro y hay que aprovecharlo mientras esté con nosotros. Zorionak Jon!

Zupo Equisoain y Mateo Garralda, en busca de nuevos sueños

Ayer se confirmó la marcha de estos dos técnicos de la liga Asobal. En el caso de Zupo Equisoain, pone rumbo a Qatar después de tres años dirigiendo al Ciudad Encantada de Cuenca y haber disputado un total de 663 partidos como entrenador en la máxima categoría. En el país árabe se encargará de la selección junior y será ayudante del también técnico español Valero Rivera en la preparación del próximo mundial. Este sábado será su último partido contra el Cuatro Rayas Valladolid y no acabará la temporada.

Por su parte, Mateo Garralda, actual técnico del BM. Guadalajara, se marchará al Stiinta Bacau rumano en busca de nuevos retos y mirando hacia el futuro. Acabará la temporada y empezará su andadura a partir del verano. Con esto queda evidente la decadencia que sufre el balonmano de este país pero que esperamos mejore con el paso del tiempo.

 

 

Hablamos de la derrota ante Reale Ademar de León por 24 a 29 y del descenso matemático del Bidasoa-Irun a la División de Honor B. Acompañan Ander Ruiz y Pedro Salcedo. Presenta Iñigo Villamía (@ivillamia)

La sorprendente victoria del Puente Genil ante Granollers deja a los irundarras ya descendidos a falta de cuatro jornadas

Roberto Álvarez, intenta zafarse de Ángel Paraja en el Bidasoa-Juanfersa Grupo Fegar. Foto: elcomercio.es

El Bidasoa-Irun jugará en la División de Honor B la próxima temporada. La noticia era cuestión de horas. Quizá cuestión de días. Y es que tenía que darse un milagro para que el Bidasoa mantuviera la máxima categoría después de lo acontecido en esta nueva andadura por la Asobal.

Las opciones se esfumaron ayer al mediodía después de que el Puente Genil ganara en la pista de un siempre difícil Granollers. El no depender de sí mismos complicaba la continuidad de los bidasotarras en la máxima categoría, más aún cuando hasta día de hoy solo habían podido conseguir tres victorias en veintiséis jornadas. A falta de cinco por jugarse necesitaban sacar los diez puntos y que los inmediatos perseguidores perdieran sus respectivos encuentros pero, con la derrota ante Ademar el pasado miércoles, ya estaba prácticamente todo decidido.

Ahora quedan cuatro jornadas para que los hombres de Fernando Bolea las afronten sin ningún tipo de presión. Esta temporada ha servido de mucho a todos los jugadores de la plantilla y probablemente será un año que nunca olvidarán pese a que en lo deportivo no haya ido tan bien. Es un equipo que ha luchado de principio a fin y, teniendo en cuenta sus debilidades, ha sabido ofrecer un gran nivel en muchos partidos. Ahora solo hay que disfrutar de lo que queda.

Habrá que esperar hasta verano para conocer cuál será la categoría del Bidasoa la temporada que viene, pero en principio será equipo de la División de Honor B. La falta de recursos económicos de varios clubes devuelve las esperanzas a Irun, un club saneado y con muchas cosas que decir en un futuro. Todo queda en manos de la Real Federación Española de Balonmano. 

El técnico aragonés compareció ayer ante los medios para valorar este tramo final de temporada y el año en general

Fernando Bolea comparece ante los medios de comunicación. Foto: cadenaser.com

Después de la derrota ante el Villa de Aranda el conjunto amarillo ha perdido prácticamente todas las opciones de salvar la máxima categoría. Y es que la permanencia está a ocho puntos cuando quedan diez por disputarse, por lo que solo un milagro podría dar vida al Bidasoa.

En este sentido el entrenador, Fernando Bolea, compareció ayer en rueda de prensa para analizar este tramo final de temporada haciendo un pequeño recordatorio del año del retorno a la liga Asobal. El aragonés ha demostrado consciente de la situación del equipo y ha comentado que ““vamos a ser lógicos y realistas. Los números todavía dicen que estamos vivos, pero dependemos de que los demás pierdan y nosotros ganemos todo”.

Pero no hay ninguna duda de que todo depende de carambolas y es muy complicado. “Pretender ganar todos los partidos cuando todavía tenemos que visitar a Granollers y Guadalajara, y habiendo ganado 3 ó 4 encuentros en toda la temporada, es soñar y no merece la pena”.

Aunque todavía restan cinco jornadas para finalizar la temporada, es hora de ir haciendo balance del año y valorar los puntos fuertes y débiles del equipo para años venideros.  “Hemos intentado competir  pero no hemos dado el nivel requerido para salvar el año. No hemos podido dar el nivel requerido y, aunque haya habido lesiones o falta de experiencia, la verdad es que no hemos sido capaces de dar ese paso adelante”, afirmaba Bolea.

Que la situación iba a ser complicada todos lo sabíamos desde que al Bidasoa se le dio la opción de luchar en la máxima categoría del balonmano español. Más aún con una plantilla conformada para en un principio jugar en División de Honor B, aunque el aragonés destaca que “no estoy descontento, pero sí algo decepcionado porque ha habido momentos en los que pensaba que podíamos dar más, aunque a lo mejor ha sido mi culpa que no he sido capaz de sacar ese rendimiento a los jugadores“.

Con respecto al choque de mañana en el polideportivo Artaleku donde el Bidasoa se medirá al Ademar de León a partir de las ocho de la tarde, Fernando Bolea tiene claro varios temas. De lo que no duda es que “vamos a mantener la exigencia porque la gente que viene a animarnos se lo merece. Nos dejaremos la piel como hemos hecho hasta ahora porque somos deportistas y tenemos que demostrarlo”.

Todo ello sin la necesidad de afrontar el encuentro de mañana con presión ya que, aunque matemáticamente no esté todo decidido, la situación es realmente complicada. Esto puede suponer ver una mejor versión del equipo que ya asume lo ocurrido y ha podido pagar caro los nervios y la responsabilidad.